Síguenos en las redes sociales

La mutua Castellano – Manchega

La actitud Soliss es dejar los problemas a un lado. Es sonreír, mirar a los ojos y estrechar la mano sin miedo.

 

Es sentirse parte de una gran historia que comenzó a contarse en 1933 gracias al entusiasmo de un grupo de empresarios toledanos.

La actitud Soliss es ver el vaso medio lleno, es ser proactivo, es provocar situaciones agradables. Es huir de la rutina y el tedio.

 

Es, básicamente, afrontar cada día con ilusión.

 

No hagas que los demás paguen tus problemas. ¡Sonríe a quien tienes enfrente!

 

Mira siempre a los ojos, sé transparente. Te harán mucho más caso.

 

Cuesta lo mismo ver el vaso medio lleno, ¿por qué verlo medio vacío?

 

Estrecha la mano sin miedo. Demostrarás que tienes confianza en ti mismo.

 

 

Formas parte de una preciosa historia que comenzó hace 80 años, ¡siéntete orgulloso!

 

Sé proactivo: provoca que surjan situaciones agradables. No esperes a que lleguen por sí solas.

 

Ten siempre una ilusión, lucha por algo en lo que crees, siéntete útil.

 

Huye de la rutina, el tedio y el pesimismo. Aléjate de quienes propagan estos sentimientos, pues son contagiosos.

 

Ten paciencia, no desesperes si lo que deseas no llega pronto. Las buenas noticias siempre se hacen esperar.

 

Cada día es un regalo que no volverá. Aprovecha cada instante porque es único.