Los huertos de la Fundación Soliss amplían su variedad de productos con la temporada primaveral

Los huertos de la Fundación Soliss amplían su variedad de productos con la temporada primaveral

El buen tiempo aumenta la oferta de los productos cultivados en los huertos solidarios disparando durante el mes de Mayo el trabajo de los agricultores encargados de su mantenimiento.

La subida de las temperaturas, así como las lluvias que nos trajo el pasado mes de abril, ha favorecido al aumento de la variedad de productos cultivados en los huertos solidarios ubicados en Albacete, Ciudad Real y Toledo. Y aunque es importante no descuidarse, ya que el tiempo todavía es variable en cuanto a su temperatura, los agricultores han comenzado con la siembra de un gran abanico de nuevos productos que pronto serán enviados a los diferentes bancos de alimentos y comedores sociales.

Productos como los tomates, pimientos, berenjenas, sandías, calabacines o pepinos se incorporan a las coliflores, lechugas, acelgas verdes y rojas, repollos, lombardas o los romanescu que ya se venían cultivando en los huertos solidarios para su posterior envío a las instituciones sin ánimo de lucro que actualmente colaboran en el reparto para los colectivos más necesitados.

 

Los huertos de la Fundación Soliss amplían su variedad de productos con la temporada primaveral

 

Una agricultura ecológica basada en la ausencia de productos fitosanitarios agresivos cuyo objetivo es cubrir las necesidades alimenticias de aquellos colectivos más vulnerables y que en muchos casos supone la única vía para acceder a alimentos frescos de calidad.

Desde la Fundación Soliss, la red de huertos solidarios constituye uno de los proyectos sociales más importantes, ya que éstos suponen una gran ayuda para los colectivos más vulnerables de la región que tienen difícil acceso a una dieta lo más completa y sana posible.